El síndrome del edificio enfermo comprende varios síntomas inespecíficos que ocurren en los ocupantes de un edificio. Este sentimiento de mala salud aumenta el ausentismo por enfermedad y causa una disminución en la productividad de los trabajadores.

Como este síndrome se está convirtiendo cada vez más en un riesgo laboral importante, la causa, el manejo y la prevención de esta afección se han discutido en este artículo.

Los síntomas del síndrome del edificio enfermo empeoran cuanto más tiempo se está en ese edificio particular y mejora después de irte.

Los posibles síntomas incluyen:

Dolores de cabeza

Nariz tapada o que moquea

Picazón en la piel seca

Ojos secos y adoloridos

Erupciones

Cansancio y dificultad para concentrarse

 La limpieza y el saneamiento periódicos, que incluyen la desinfección de los ductos del edificio, son parte integral de las Buenas Prácticas de Higiene. La limpieza y el saneamiento pueden considerarse incluso como una de las actividades más importantes en cada edificio que tiene trabajadores, ya que estas medidas proporcionan el entorno necesario para el manejo y procesamiento adecuados de los trabajadores.

¿Tus trabajadores tienen baja productividad? ¿Hay ausentismo laboral? No dudes en llamar a los expertos en limpieza de ductos de aire y evita el síndrome del edificio enfermo.